La mía se la comió el gato, ¿y la tuya?

2/3/09

Imposturas y gruñidos

La casualidad ha querido que se juntaran en el tiempo, mi tiempo, dos imposturas actuales, dos formas de verlas y expresarlas. Ellos lo expresan, la visión de impostura la pongo yo, muy dada a buscarlas y encontrarlas, paranoica que es una.

El viernes pasado terminé el libro de Amelié Nothomb, Biografía del hambre. Me lo regalo I. y suelo leer con interés sus recomendaciones, en su descargo diré que él no lo había leído previamente, se trató de uno de nuestros regalos a la aventura, lo que me permite no tirárselo a la cara y seguir respetando su criterio. Menos mal, le quiero un montón. Durante algún tiempo venía leyendo elogios hacia la obra de esta belga afincada en Francia pero nunca me decidí a leer ningún libro suyo, tal vez por eso, el exceso del elogio siempre escama mi nariz literaria. Y ayer leí en el País semanal una entrevista suya, que consiguió carcajearme del todo. Tampoco es tan extraño, su obra se publica en Anagrama y el Grupo Prisa tiene poco empacho en colarnos sus “descubrimientos” a tornillo, basta con leerse su cultural para saber de qué hablo.

En esta entrevista hablaban de un estilo directo, provocador, nihilista con unos contenidos que expresan, no, el término que utilizaba el entrevistador era radiografían, nuestros tiempos. Si es así, apaga y vámonos, nuestros tiempos entonces están peor de lo que yo pensaba, y ya lo pensaba mucho. La comparan con Houellebecq y me da otra vez la risa, donde este escritor pone el dedo y la llaga, esta señora pone el dedo, un dedo francamente onanista, eso sí, y no existe llaga, salvo la suya, que aún me pregunto de dónde proviene y adónde va. Terminé el libro de esta misma forma: preguntándome hacia dónde quería dirigirse la autora y vive dios que ni por asomo lo intuí. Su estilo más que directo es ramplón, de provocador tiene poco, que no sea el ponerte de mala leche al comprobar que las perplejidades de una mocosa contadas por una adulta no dejan de ser igual de infantiles si se enmascaran bajo una supuesta intelectualidad. La pobre niña sufre como una condenada hasta el extremo de caer en una anorexia profunda (en la última década no existe escritora que se precie y con éxito editorial, que previamente no haya caído en la enfermedad y no nos cuente su terrible drama alimenticio de una forma u otra; que no aparezca pizpireta y con aspecto adolescente en la portada de su libro, a pesar de superar los treinta o los cuarenta) y el caso es que por más que intentas no logras alcanzar las razones o causa de su sufrimiento por ninguna parte. Vale, puedo entender que la hija de un diplomático, moviéndose de un lugar a otro, sin carencias económicas o afectivas, allí donde los nativos del lugar se mueren de hambre y penalidades, sin mostrar ni ápice de compasión hacia ellos o hacia cualquier hecho ajeno a su mundo de princesa destronada, debe desgastar mucho pero no veo la razón para contarlo y no morirse de vergüenza al hacerlo. Me enseñaron, mal imagino, pero me enseñaron, que cuando lo que vas a contar puede resultar hiriente o estúpido es mejor callarse, no hacer alarde de ello. Se ve que los padres diplomáticos no practican esa enseñanza y tal vez de ahí venga su sufrimiento, es posible.
En fin, el libro es tan poco verosímil -a pesar de su carácter autobiográfico, o eso nos venden- vacuo e infantil que me pregunto cómo ha podido convertirse en una autora de éxito alguien con tan poco que contar y cómo una expresión tan vacía haya podido convertirse en el significado de nuestro tiempo. En el signo sí, es el signo de nuestro tiempo. Ahí de acuerdo, tanto como confundir lo uno con lo otro.

Con hambre me he quedado yo, con hambre de una buena novela. No todo está perdido, de algo sirvió.

La siguiente impostura irá en el próximo post, no quiero aburriros. Acerca de la película Slumdog millionaire o como convertir en cuento de hadas la más terrible realidad y todos tan contentos.

Nada que ver:
Ha muerto Pepe Rubianes. Que sus átomos sigan declamando desde las ramas de cualquier árbol. Ojalá.


29 comentarios:

Isa SB dijo...

¡Huy! veo que has tenido un atragantamiento literario con 'la Nothomb'. Yo he leído muchos títulos suyos ( en v.o, quizá eso también influya) y para mí el único que de verdad merece la pena es uno que creo que no han traducido aún al castellano 'journal d´hirondelle' (diario de golondrina).
En cuanto a la película, aún no la he visto, pero espero tu siguiente impostura.

Un beso.

moderato_Dos_josef dijo...

En definitiva que esa novela no es comestible. Respecto a la película de los oscars tengo algunas cosas a su favor y otras en contra, ya hablaremos. dejaré que te explayes sobre ella y te comento. Un abrazo!

TORO SALVAJE dijo...

No he leído nada de ella.
Ahora estoy seguro que tampoco lo haré.
Rubianes me duele.

Besos.

DaliaNegra dijo...

He leído algun libro suyo,el único que me gustó fue uno en el que narra una experiencia de curro en una empresa en Japón, su estilo no es ninguna virguería, pero en aquella ocasión lo importante era lo que narraba y no tanto cómo.La cosa era bastante surrealista y a veces daban ganas de llorar por la descripción de cierta parte de la sociedad japonesa.También he leído su entrevista y me reí con lo de Zarkozy :))
A mí también me ha jodido la muerte de Rubianes.Besos,lagartija***

Fortunata dijo...

Despues de leer la entrevista pensé:Quizá debería sacar alguno de sus libros de la biblioteca e intentarlo de nuevo (siempre se me han caido de las manos sin lograr terminarlos....aunque podria ser personal)..pero ahora se pondrá de moda y todos a sacarlos...me has desanimado (aunque a decir verdad no tenia muchas ganas)...dejaré el intento para mas adelante....

Besos

[...Alexsandra...] dijo...

lamentablemente no he leido ninguno de los libros que has mencionado, y quizas asi mi comentario hubiera sido mas largo!!
^^


besitos y abrazos
=D

Margot dijo...

Isa, tal vez en v.o. sea mejor, no lo sé pero en mi caso lo dudo. Lo que molesta de su libro, y profundamente, es la pose de sufriente cuando a mí me parece que es obsceno el sufrimiento de una infancia como la suya, e inexplicable. Que explique las razones o que deje de sufrir, leñe ya, jajaja. O que deje de escribir, ésto último seria mejor. Por lo que he estado leyendo de otros títulos suyos, van por la misma senda....
Besos!

Moderato, no creas, comestible es, y de fácil bocado. El problema viene con hacerlo digerible, eso ya me costó lo suyo. Como ves ni siquiera lo he conseguido... jeje.
Ajá, ya hablaremos y polemizaremos, espero, jajaja.
Un abrazo!

Toro, no sé, a lo mejor a ti no te disgusta aunque conociéndote un poco... no sé, creo que tienes razón, te cabrearía como a mí.
Ya, siento lo mismo, duele.
Un beso o dos!

Dalia, sí , reconozco que lo de Sarkozy me hizo sonreir, jajaja. No era tanto la entrevista como la voz en off del entrevistador lo que provocó mis carcajadas. No ahorran en chorradas a la hora de vender libros.
Ya imaginaba, Soplillo, te pega como a Toro.
Besos en tropel!

Fortu, si no has podido con ella antes... ufff te lo he puesto peor, no? jaja.
Verás, al final los de Anagrama vienen y me fríen... (los pueden ir dando con el tatachín, jeje).
Un beso.

DIANA-CHAN dijo...

en paz descance pepe ....

las largas listas de recomendaciones literarias, me suena
y me recuerda que tengo que entregar dos libros en biblioteca , saludos.

xnem dijo...

Mierda a muerto Pepe! Lo vi hace unos días en un bar. Jo!
Mañana me voy a un bar de tapas a tomar algo por él.

Mira de los “grupos” y editoriales sabe mucho Ignacio Echevarría, una crítica como la tuya y le costó el puesto en el País. Aunque yo creo que es mejor salir pitando de un lugar así, pero tal vez todos sean parecidos.

Mira iba a decir mas cosas pero me has dado un susto. Gracias.
Es lo que me pasa por mi fobia a los medios.

Anónimo dijo...

Acabo de morir dos veces: de risa, en youtube con vídeos de Rubianes y de vergüenza ajena con la entrevista a la escritora que mencionas a la que "nada le ocurre - como a Virginia Woolf - hasta que no lo escribe". ¿Será porque ahí, en la escritura "nunca se ve tan horrible como en el espejo real"?.

No sé nihilismo, pero narcisismo y petardez, hasta el hartazgo.

Besos, princesa. Tú si que sabes.

ANONIMÉ.

Paraula dijo...

La casualidad y la causa-lidad se han puesto de acuerdo.

Ahora soy yo la que me he quedado con hambre.

Un abrazo.

Kay dijo...

Imposturas aparte, y como siempre eyaculando de placer por tus palabras (perdóneme la grosería imperdonable, pero qué coño), me cuadro y le dedico un Farias y un chupito de Flor de Caña al bueno de Pepe... Se nos va un grande, uno de esos que no ganará un Óscar, ya que lo suyo era actuar de verdad, no ser un esterotipo latino andante...
Besos de luto (y mañana un correo, que se muera la Espe si miento...)

Magnolio dijo...

Marga, te veo poco comprensiva con la pobre Amelié. No he leído ninguno de sus libros, pero da penita cuando dice que anda a la búsqueda de su identidad, esa que perdió entre amores y viajes de Belgica a Japón y viceversa.

Menos mal que parece haber resuelto ese problema afincándose en Francia, donde vende como churros, y porque allí, dice la Amelíe: "la literatura, la escritora...es como Dios".

Y mira, estoy de acuerdo, si los franceses - o quien sea - piensa eso ¿Quien es el gilipollas?.

cacho de pan dijo...

compraría cualquier suplemento literario que se aleje de bobalia y sus ahijados, siempre dispuestos a "ayudar a los suyos" en detrimento de la calidad o de cierta honestidad mínima, indispensable.
me gusta tu forma de crítica, sin ambages ni vueltas estilísticas raras: al grano, directamente.
esta señora estará estos días en el instituto francés, gozando de las mieles, pasajeras, del éxito mediático.

Margot dijo...

Alexandra, ya sabes que bajo mi opinión, que es sólo una más, no te pierdes nada por no habertelos leído... jeje.
Un beso!

Diana-Chan, yo me pongo avisos en el móvil para entregar los libros, y aún así se me pasa el plazo. Qué cruz!!
Saludos.

Xnem, ajá, es lo mejor, píde una cervecita con tapa por mí... vale?
Y sí, recuerdo aquel hecho vergonzoso, doblemente, porque el libro de Atxaga que Echevarría puso a caer de un burro justificaba la crítica. Incluso diría que se quedó corto... Nunca muerdas la mano que te dé de comer, lo malo es que en los culturales todo son manos.
Ven, que te quito el susto... besos!

Anonimé, eso es!! petardez hasta decir basta, pero eso sí, muy urbana ella, muy cool, tan postmoderna de Tokio a New York... ya te digo, El Vogue en versión letras mal puestas, ays.
Ves? me abres un poco la puerta y me lanzo al toro!! jajaja.
Besos con risas.

Paraula, un poco de hambre es sano, creo, dicen los médicos. En los libros es mejor el devorarlos y quedarse con ganas de más, no?
Un beso.

Margot dijo...

Kay, eyacule, eyacule usted sin disculpas que eso sí que es sano...
Y sí, se fue uno grande, ves? uno que no practicaba la impostura.
Si es así... no lo escribas a ver si la palma esa canalla... con un poco de suerte, a la tercera va la vencida... jeje.
Besos, niño guapo.

Magnolio, ya me conoces, soy poco comprensiva en general... jajaja. Que le den morcillas a ella, a Anagrama y a los franceses. Lo que es a mí no me la vuelve a dar. Ni aunque la editen en bolsillo!! jeje.
Un beso, ésto es un sin dios, que diría mi amigo, jajaja.

Cacho de pan, ningún cultural de los diarios más vendidos se salva, el mundo editorial y divulgativo hace años que firmó el pacto del diablo entre sí y da pena comprobar tanta falta de ética y rigor literario en él.
Un beso.

Azazel dijo...

Te recomendaría algo de Chuck Palaniuk para quitarte tan mal sabor de boca... Pero Chuck es de esos tipos que o te gusta mucho o te produce un asco impresionante...
Un abrazo, Marg!!

Lena dijo...

Qué pena lo de Rubianes.

Con lo de Nothomb coincido contigo.

Besos

xnem dijo...

Recuerdeme que le mande una foto que le hicimos a Echeverría.

Tiene pendiente colodión pero siempre anda muy "atrafagado".
Mire ahora que recuerdo en la web del Atelier sale una. La segunda de Abaciologi (02) en Martí Llorens proyecto 09. Seguro que no lo reconoce. Le doy una pista.
Lleva bastón o báculo.

Ybris dijo...

Hay personas, entre las que te cuento, de las que uno se fiaría de modo asquerosamente parcial y con la frente muy alta de reconocerlo.
Y, aunque no he leído nada de A. Nothomb más que la entrevista del País dominical que me dejó un sabor a suspicacia sobre la capacidad de la autora de "radiografíar" nada.
Quede esa impostura como signo válido de nuestro tiempo.
Aún así no rechazaré leer algo de ella por aquello de me gusta siempre leer sin más prejuicios que a los que ya en abundancia la vida me predispone.

A la espera de más imposturas queda de Vd. afectuoso servidor, etc.

Margot dijo...

Azazel, ummm, intenté leer Asfixia hace unos meses (otra recomendación de alguien respetable para hacerlas)y... no, no pude con el libro, jajaja. Sin llegar al asco, digamos que me provoca cierta asfixia al leer, jeje.
Besote.

Lena, me alegro, por concordancia, nada más. De no ser así tampoco estaría mal... jajaja.
Un beso, preciosa.

Xnem, a ver si tengo un rato y le busco entre las fotos. Aunque dado mi despiste... y que creo que nunca vi su cara, sólo leía sus críticas, jeje.

Ybris, es exactamente lo mismo que yo le contestaría de darse la situacion en dirección contraria... con otro tono, ya me conoces, pero el mismo sentido...jajaja.
Besos afectuosos y etceteras varios.

MBI dijo...

No he leído nada de ella.....
X
Dudando en abandonar el blog, me fijo en tu fortaleza de seguir... y....me obliga a quedarme en la duda compartida.
X

Casilda dijo...

Pues sin saber ni un pijo de esta mujer ví en la libreria que tengo al lado el libro en cuestión en primera linea de playa..gracias niña , me lo desapunto.
Un beso

NoSurrender dijo...

Bueno, si se trata de una expresión tan vacía y onanista, quizás sí sea una correcta expresión de nuestro tiempo ¿no?

Lo del Grupo Prisa con sus elogiosas autocríticas no tiene perdón de Dios, desde luego. Yo siempre leo Babelia con una tremenda aprensión. Aunque sigo cayendo en sus anonadantes criterios, como cuando me dijeron que Chesil Beach era la mejor novela de 2008 y la compré y la leí y la cerré y me quedé igual que estaba antes, pensando que si eso era lo mejor escrito en todo el año, lo mejor sería no volver a leer Babelia en la próxima década.

Si te has quedado con hambre de dedos y llagas, creo que Houellebecq es una buena opción, sí.

Fogel dijo...

Que placer. Aquí se respira...

No puedo comentar sobre la escritora de la que hablas, no leí nada de ella, pero tanto me ha gustado tu mordida lengua que por aquí me quedo, calladito y observando, que así se aprende.

Pd: ¿Que opinas de Toni Morrison?

Abrazo

Margot dijo...

MBI, no creas, algunos días tengo fuerzas y otros me pregunto porqué... En fin, el caso es estar. De momento.
Un beso.

Casilda, no sé, prueba si te apetece, mira que yo soy muy tajante... jajaja. Pero en realidad hay tantos libros en los que sumergirse que aunque me hagas caso no se perderá mucho, creo.
Beso.

Nosurrender, ajá, tienes toda la razón... la concisa expresión de nuestros tiempos aunque sea de chiripa por parte de la autora... jajaja. Sí señor, eso es.
Ya, a mí me ha pasado más de una vez con los titulos recomendados en el Babelia. Pero la fuerza de la costumbre de los sábados me empuja... me pregunto hasta cuándo, coñe. Pura contradicción, ays.
Ufff sí, es un buen autor pero ahora ando con un humor raro para leerlo. Necesito dedos pero no llagas, jajaja. Cosas de loca, no me hagas caso.
Besote!

Fogel, me alegro que respires, es vitalmente necesario, jeje.
No conocía a esa escritora pero tras tu comentario y nuestro amigo Google creo que tengo que buscar algo de ella. Me da en la nariz, ésta sí, que me va a interesar...
Saludos y pasa cuando gustes.

Licantropunk dijo...

Te encantó el libro ¿no? Ja, ja. Lo mejor fue cuando escuché que la chica escribe todos los días durante cuatro horas: entre las cuatro de la madrugada y las ocho de la mañana. Lo que no dejó claro es si es que no se acuesta o si se levanta a escribir. Espero, al menos, que sea lo primero. ¡Hasta nunca, Amelié!
Saludos.

fundidoenlabio dijo...

Hola, Margot. Leí hace poco menos de un año un libro de Nothomb. No me desagradó. Tampoco me entusiasmó. Entiendo que su personaje público pueda enrabietar, pero tampoco quiero otorgarle a la muchacha maldades que no tenga. A veces tendríamos que apuntar a las editoriales y no a los autores. Anagrama, en ocasiones, mercantiliza la literatura hasta límites que algunos lectores no toleramos, sin embargo tiene en su catálogo tantas joyas que yo, personalmente, perdono sus pecados. ¿Cómo irritarse por lo de Nothomb cuando aquí en España el mismo editor que la publica nos dio a conocer, por ejemplo, a Houllebecq? Yo le perdono. Por Houllebecq, por Bolaño, por Baricco, por Monzó y un etcétera muy largo.
Un saludo, Margot. Y gracias por tus visitas. Se agradecen mucho.

Margot dijo...

Fundidoenlabio, ajá, de acuerdo en lo de las editoriales, tanto para bien como para mal, tienen que vivir, no es un problema sólo de ellas, el problema es que todos quieren vivir, pero vivir demasiado bien, jeje. Y Anagrama tiene un buen fondo, no hay quien lo niegue. A mí me encanta su colección de Crónicas, una de las más elaboradas, ajá. Y también su selección de bolsillo.
Mi problema es cierto romanticismo con esto de las letras que se da de leches con los mercaderes... qué le voy a hacer!! jeje.

Y en cuanto a la Nothomb.... ummmm, nadie dice que sea mala, sólo digo que su literatura es superficial, pueril y sin mayor interés para mí. Hasta aqui vale, cada cual con sus gustos, lo que ya me molesta es que me vendan la moto de su valía e importancia. Y que últimamente aparezca hasta en la sopa...

Y no me des las gracias, si no disfrutara de tus letras no me pasaba, puedes estar seguro... jeje. En esto de los blogs procuro poner el mismo criterio que en mis lecturas.

Saludos!

Archivo del blog